"La verdadera felicidad es estar con el Señor y vivir para el amor"

"Los santos no son modelos perfectos, sino personas atravesadas por Dios. Podemos compararlos con las vidrieras de las iglesias, que dejan penetrar la luz con varios matices de color. Los santos son nuestros hermanos y hermanas que han recibido la luz de Dios en sus corazones y que la han transmitido al mundo, cada cual según sus matices''. Pero todos eran transparentes, lucharon por quitar las manchas y la oscuridad del pecado, para dejar pasar la suave luz de Dios. Este es el propósito de la vida: dejar pasar la luz de Dios; y también el propósito de nuestras vidas". Estas fueron las palabras del Papa Francisco durante el Ángelus del 1 de noviembre de 2017.

"¿Quién está con Jesús es bendito, es feliz - siguió diciendo el Papa-. La felicidad no es tener algo o llegar a ser alguien, no, la verdadera felicidad es estar con el Señor y vivir para el amor".