"Para experimentar el amor hay que dejarse perdonar"

El segundo domingo de Pascua, el 8 de abril de 2018, el Papa Francisco pregunta: "¿Cómo podemos saborear el amor de Dios, cómo podemos sentir la misericordia de Jesús hoy? El Evangelio nos lo sugiere cuando dice que en la misma noche de Pascua, es decir, con Jesús recién resucitado, ante todo, da el Espíritu para perdonar los pecados.

Para experimentar el amor hay que pasar por eso: "dejarse perdonar. Me pregunto a mí y a cada uno de vosotros: ¿me dejo perdonar? Ante Dios, tenemos la tentación de hacer lo que los discípulos en el Evangelio: encerrarse detrás de la puerta. Ellos lo hicieron por miedo y nosotros también tenemos miedo, vergüenza de abrirnos y decir los pecados. Que el Señor nos dé la gracia de comprender la vergüenza, de verla no como una puerta cerrada, sino como el primer paso del encuentro. Cuando nos sentimos avergonzados, hemos de estar agradecidos: significa que no aceptamos el mal y eso es bueno. La vergüenza es una invitación secreta del alma que necesita al Señor para vencer el mal. ¡No tengáis miedo de avergonzaros! ¡No tengáis miedo!