“La vida cristiana es la respuesta agradecida a un Padre generoso”

La vida cristiana es, ante todo, la respuesta agradecida a un Padre generoso. Los cristianos que solo siguen «deberes» denuncian que no tienen una experiencia personal de ese Dios que es «nuestro». Tengo que hacer esto, esto, esto... Solo deberes. ¡Pero te falta algo!”. Esta fue la advertencia del Papa Francisco en su catequesis de la audiencia general del pasado 27 de junio.

“¿Cuál es el fundamento de este deber? –preguntó el Papa- Es el amor a Dios Padre, que primero da, después manda. Poner la ley antes que la relación no ayuda al camino de la fe. ¿Cómo puede un joven desear ser cristiano si partimos de obligaciones, compromisos, coherencias y no de liberación? ¡Pero ser cristiano es un camino de liberación!”

“Los mandamientos te liberan de tu egoísmo y te liberan porque el amor de Dios te lleva adelante. La formación cristiana no está basada en la fuerza de voluntad, sino en la acogida de la salvación, en el dejarse amar”.

“La caridad es la forma más elocuente de testimonio evangélico”